No te obsesiones con los objetivos para el 2014

[Total:0    Promedio:0/5]

Marcarse objetivos para el nuevo año se ha convertido en una tradición tan importante como comerse las doce uvas. Cambiar de año implica no sólo hacer balance de lo vivido durante el 2013, también supone una buena ocasión para fijarse objetivos para el 2014. Lo cierto es que todos los años aparecen nuevos propósitos y deseos, algunos de ellos se cumplirán y otros probablemente no.

Los hay de todo tipo. Muchas personas aprovechan para marcarse retos relacionados con la sabiduría, el conocimiento o las habilidades. Aprender a tocar algún instrumento, empezar una carrera o aprender algún idioma son los más comunes.

También los hay relacionados con el físico y la salud. Muchos apuestas por apuntarse a un gimnasio para mejorar su aspecto físico. Esos kilos de más preocupan y hacer deporte contribuirá, sin duda a lograr el objetivo. Otros también se fijan como plan el dejar de fumar. Los malos hábitos deben formar parte del pasado y qué mejor que hacerlo en el momento en que comienza el nuevo año.

Otros objetivos que también suelen formar parte de esta lista de propósitos son los afectivos y los relacionados con la forma de ser de cada uno. Algunas personas se proponen cambiar su forma de ser para hacer más feliz la existencia a los demás. También hay gente que se propone tomarse la vida de una forma más relajada o pasar más tiempo con su familia.

De estos objetivos, algunos se quedan en meras promesas y otros son cumplidos de la forma más estricta posible. De todos modos, lo más importante es no obsesionarse con ellos porque, de ser así, podrían repercutir en un estado de frustración para quien pretende que se hagan realidad. En el caso de que no haya ningún objetivo o propósito que quieras cumplir este año, al menos pide un deseo. Que el año nuevo sea, por lo menos, un poquito mejor que el anterior.

Si tienes dudas sobre tu futuro, tus planes y tus objetivos, llámanos y pregunta, podemos ayudarte a definir tus planes y lograr tus objetivos.

Acerca María Galilea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*